Únase a mujeres con pensamientos similares, y juntas descubran quiénes fueron creadas a ser.

comprométase

Únase a un grupo

La generosidad de Dios no se acaba. Cuando usted invierte su tiempo, su corazón y su energía, él la recompensa con su presencia, su corazón y su amor, revelándole verdades sobre quién es usted y los muchos dones que él le ha dado. En su grupo Endow, usted puede esperar profundizar su relación con Cristo y Su Iglesia, con la Madre Santa, y con la Comunión de los Santos, y más importante, conocerá su misión como una futura Santa con dones únicos para los cuales el mundo está hambriento.

Esté preparada no sólo para profundizar su entendimiento de su propia dignidad y las ricas verdades del catolicismo, sino del crecimiento en auténtico amor. Casi el 90 por ciento de las exalumnas de Endow nos dicen que sus grupos de estudio les han ayudado a ser mejores esposas y madres, hermanas, amigas y compañeras de trabajo. Prepárese también para ver transformadas sus relaciones diarias. En corto, prepárese para que su mente se ilumine, su corazón se expanda, su fe se renueve, y su gozo se extienda.

Encuentre un grupo

engage1

“La hora llega, de hecho, la hora ha llegado, cuando la vocación de la mujer está siendo reconocida en su totalidad, la hora en que la mujer adquiere influencia en el mundo, un efecto y un poder que no se ha alcanzado hasta la fecha.”

engage2

inspire

Organice un grupo

Endow se apoya en voluntarias para comenzar a guiar un grupo de estudio en su área local. Las entrenamos como facilitadoras y les proveemos grandes recursos para ayudarlas a promover y sostener su grupo.

Las facilitadoras llegan con toda clase de vocaciones, y todo tipo de antecedentes. Algunas mujeres se convierten en facilitadoras después de haber participado en un grupo de Endow. Ellas se sienten obligadas a ayudar a otras mujeres a renovar su fe, tal como ha sucedido con ellas. Algunas mujeres se convierten en facilitadoras porque ven el efecto devastador que ha tenido nuestra cultura sobre las mujeres jóvenes y quieren ofrecer a la próxima generación un mensaje alternativo enraizado en su profunda dignidad, en el amor de Dios por ellas, y en la sabiduría de la Iglesia.

Comience